¿Que es la OMIC?

La Oficina Municipal de Información al Consumidor es un servicio de información y orientación para los consumidores y usuarios, así como de mediación en los conflictos en materia de consumo

 

¿Cuáles son sus funciones?
 
  1. Ofrece información, ayuda y orientación a los consumidores.
  2. Se encarga de la recepción, tramitación y mediación de las reclamaciones que se presenten directamente por el consumidor o que le sean remitidas por otras Oficinas de Información al Consumidor o Asociaciones de Consumidores.
  3. Fomenta la educación y formación de los consumidores.
  4. Colabora con otras entidades públicas y privadas, también dedicadas a la protección de los consumidores.
  5. Remite a la Junta Arbitral de Consumo aquellas reclamaciones en las que no se haya alcanzado un acuerdo mediador.
  6. En general, realiza cualquier función que contribuya a la protección de los consumidores.
 
¿Qué asuntos se tratan?
 
Prácticamente, todos los relacionados con el ámbito del consumo, que pueden estructurarse en los siguientes sectores:
 
  • Bienes (automóviles, electrodomésticos, juguetes y ropa, por ejemplo)
  • Suministros (agua, electricidad, gas y teléfono, entre otros)
  • Servicios (por citar algunos, los seguros, el transporte o los servicios que prestan las tintorerías, los talleres de reparación de vehiculos)
 
¿Quién puede utilizar este servicio? 
 
Todos los consumidores y usuarios; esto es, las personas físicas o jurídicas que compren o utilicen como destinatarios finales, bienes, productos, servicios, actividades o funciones, cualquiera que sea la naturaleza pública o privada, individual o colectiva de quienes los producen, facilitan, suministran o expiden. 
No tienen la consideración de consumidores finales quienes, sin constituirse en destinatarios finales, compren, almacén, utilicen o consuman bienes o servicios con el fin de integrarlos en procesos de producción, transformación, comercialización o prestación a terceros.
 
¿Cómo reclamar?
 
El consumidor deberá formular la reclamación de forma detallada, así como indicar siempre de forma concreta y clara, qué es lo que solicita. 
Además, deberá aportar como mínimo la siguiente documentación: 
Datos personales, que incluyan nombre, apellidos, dirección, teléfono, mail y fax del consumidor, entre otros. 
Datos de la empresa o establecimiento objeto de la reclamación, entre los que se deben indicar el nombre comercial, la razón social, el domicilio y el teléfono. 
Documentación relativa al caso. Se deben aportar tiques, facturas, presupuestos, documentos contractuales, recibos e incluso, información publicitaria.