El Ayuntamiento de Valdemoro, comprometido con la educación inclusiva

El Ayuntamiento de Valdemoro es uno de los 39 consistorios que suscribe la iniciativa legislativa (ILA) a favor de una educación inclusiva que se registró el 17 de octubre en la Asamblea de Madrid. El Pleno valdemoreño ya había aprobado en su sesión del 9 de octubre la adhesión a esta acción, con el respaldo de todos los grupos de la Corporación salvo el PP que se abstuvo. El trámite se había iniciado el 25 de mayo pasado cuando los grupos que ahora le han dado su apoyo presentaron una moción al Pleno que salió adelante con los votos de los proponentes y la abstención de los populares.
Fecha: 18 de Octubre de 2017

La iniciativa surgió hace dos años, promovida por familias y profesorado sensibilizado con esta cuestión que constituyeron la Plataforma por la Escolarización Inclusiva para luchar contra la segregación en la escuela. Elaboraron una Proposición de Ley para lograr una educación de calidad sin exclusión y dotada con recursos. 

Actualmente esta iniciativa tiene detrás más de 200 colectivos y 39 ayuntamientos, incluido Valdemoro, además de Madrid, Leganés, Getafe, Parla, Móstoles, Rivas-Vaciamadrid, Pinto, Fuenlabrada, Alcalá de Henares y Alcobendas, entre otros.

El objetivo de esta ILA es regular la educación inclusiva en los centros educativos sostenidos con fondos públicos que imparten etapas educativas obligatorias en la Comunidad de Madrid, además de impulsar un sistema educativo que garantice la integración de todo el alumnado,"favoreciendo la presencia de la diversidad en las aulas ordinarias, fomentando su plena participación y la convivencia respetuosa, y potenciando en cada persona el máximo desarrollo de todas las capacidades que componen su personalidad". 

El texto recoge también la necesidad de "garantizar la equidad en los procesos de escolarización en los centros educativos sostenidos con fondos públicos que impartan etapas obligatorias en la Comunidad de Madrid", así como de dotar de recursos humanos y didácticos a los centros, a los que se deberá acceder a través de criterios de equidad.

No obstante, la diversidad no es la única causa de exclusión que se aspira a combatir con esta propuesta normativa; también contra la segregación que puede sufrir cualquier menor en edad escolar por razones sociales, económicas, de nacionalidad o de otra índole y que le limitan en el logro de la igualdad y la calidad educativa.