Aprovechando la supresión de las clases presenciales en los centros debido al COVID-19, el Ayuntamiento adelantó al mes de junio el inicio de las obras de acondicionamiento que lleva a cabo todos los veranos durante el parón lectivo en los centros públicos del municipio con el propósito de que las instalaciones estén a punto para recibir a los estudiantes en su vuelta a las aulas.