Convento de Santa Clara

El edificio, perteneciente al siglo XVII, está situado al sur de la población, cercano a la Fuente de la Villa. Aunque los documentos no aportan la información necesaria para conocer la fecha de su construcción, no sucede lo mismo con respecto al autor del proyecto

 

 
La similitud con el resto de su obra ha hecho posible la atribución del trazado de los planos al arquitecto Juan Gómez de Mora. Pedro de Lizargárate, aparejador, y Fray Alberto de la Madre de Dios, constructor, fueron los encargados de redactar las condiciones específicas para ejecutar las obras del convento.
La terminación tuvo lugar en tan sólo tres años, inaugurándose el 19 de mayo de 1616 con gran boato y la concurrencia de los más encumbrados personajes de la Corte, incluida la familia real. Su fundación fue a cargo de don Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, Duque de Lerma, señor de Valdemoro desde 1602 hasta 1625, dentro de la gran suma de privilegios concedidos a la villa mientras duró su patronazgo.
 
La iglesia constituye el elemento más interesante del conjunto arquitectónico; aparece integrada en el ala norte del edificio monacal, su planta es de cruz latina con una sola nave, cúpula sobre el crucero y coro alto a los pies con reja de clausura. 
 
La nave se cubre con bóveda de cañón dividida en tres tramos mediante arcos fajones sustentados por pilastras con capiteles arquitrabados. 
 
Dentro de ella merece destacar el retablo mayor, decorado con dos pinturas de cierta categoría: La Encarnación, motivo principal, y El Calvario, en el ático; ambas partícipes de la misma técnica pictórica, óleo sobre lienzo, atribuidas a la escuela madrileña del primer tercio del siglo XVII.
 
Los materiales de las fachadas son los típicos de las construcciones toledanas formadas por cajones de mampostería asentadas entre franjas horizontales de ladrillo. La principal se corresponde con el lado de la Epístola de la iglesia y tiene como eje la portada de entrada rematada con la escultura de Santa Clara y dos escudos nobiliarios que representa a la Casa de Lerma.