$htmlUtil.escape($Titulo.getData())
El Ayuntamiento ha suspendido las actividades programadas con motivo de las fiestas de septiembre en honor a Nuestra Señora del Rosario, patrona de la localidad, una decisión que ha contado con el consenso de todos los grupos políticos con representación municipal. Los 250.000 euros destinados a estas celebraciones se emplearán en el refuerzo de la atención social a las personas más afectadas por la crisis de la COVID-19, así como a la recuperación económica del municipio.

El alcalde, Sergio Parra, ha firmado esta mañana el decreto de cancelación de los eventos previstos para estas celebraciones que ha sido acordada de manera excepcional por la incertidumbre provocada por la situación de emergencia nacional debido a la evolución epidemiológica del COVID-19 y con el fin de reducir el contacto social y evitar la extensión del coronavirus.

La decisión, consensuada el pasado 6 de mayo en una reunión en la que participaron los portavoces de todos los grupos políticos municipales –PSOE, Cs, Vox, PP y MMV-, ha sido puesta en conocimiento de los miembros de la Corporación y de los integrantes de la Comisión de Fiestas.

Todos los actos lúdicos, culturales y deportivos programados por el Ayuntamiento entre el 4 y el 8 de septiembre han quedado suspendidos y el presupuesto de más de 250.000 euros a que ascendía el programa de festejos irá, como el de las fiestas de mayo, a reforzar la atención social y la recuperación económica del municipio.

El Consistorio ha ido adoptando diferentes medidas atendiendo a las recomendaciones de Salud Pública que obligaron igualmente a suspender desde el comienzo de la crisis sanitaria todas las actividades culturales y deportivas previstas, entre ellas, la celebración de San Marcos el 25 de abril y las primeras fiestas patronales del año programadas del 8 al 11 de mayo.