Saltar al contenido

La plaza de la Constitución ha acogido esta mañana la lectura del manifiesto del Día del Orgullo 2018, dedicado a la lucha por la igualdad de las personas trans. Posteriormente, la conmemoración LGTBIQ+ se ha trasladado al salón del Pleno donde se ha suscrito un acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento de Valdemoro y la asociación Arcópoli para combatir la LGTBIQfobia y apoyar a las víctimas de delitos de odio, y se ha proyectado el vídeo de la campaña ‘Iguales con Orgullo', protagonizado por vecinos y vecinas. Todo ello forma parte de la programación organizada por el Consistorio y la asociación Valdiversa para sumarse a esta celebración mundial.

Valdemoro acaba de saldar una deuda histórica con uno de sus hijos más ilustres, el misionero jesuita Diego de Pantoja (1571-1618), una figura que ha permanecido a la sombra de su contemporáneo, el también jesuita Matteo Ricci, pero de una trascendencia fundamental en el origen de las relaciones entre Oriente y Occidente. Los más de 20.000 valdemoreños que utilizan a diario el servicio de Cercanías, verán el monolito que el Ayuntamiento ha dedicado al padre de la sinología con el que se nomina la glorieta situada en este extremo del paseo de la estación.

"Valdemoro NO a la violencia machista" es el lema de la señal en forma de corazón roto contra el maltrato que ya se puede ver junto al Ayuntamiento de Valdemoro y con la que Objetivo 50/50, asociación que ha entregado el distintivo al Consistorio, reconoce el compromiso municipal por la igualdad y contra las agresiones sexistas y pretende hacer llegar a toda la población este mensaje. El distintivo se ha situado en el punto de encuentro de las concentraciones que se convocan cada vez que se produce una nueva víctima mortal de esta lacra.

El último alcalde democrático de la República, Fernando Móstoles Moya, tiene desde el sábado una calle en Valdemoro dedicada a su memoria. El alcalde, Serafín Faraldos, asistió junto a varios miembros de la Corporación y a familiares del edil fusilado, llegados desde Valencia, a un acto con el que el Ayuntamiento de Valdemoro da cumplimiento a un acuerdo adoptado por el Pleno municipal hace nueve años y que acaba de ser refrendado por la Corporación.