La cabalgata más multitudinaria fue también la más integradora

Miles de vecinos y vecinas de Valdemoro, de los más pequeños a los más veteranos, inundaron de ilusión, entusiasmo y alegría las calles de Valdemoro durante la tarde realmente mágica del 5 de enero, para dar la bienvenida a los Magos de Oriente y empezar así a despedir la Navidad. Su presencia convirtió el pasacalles de 18 carrozas en la Cabalgata de Reyes más multitudinaria que se recuerda en el municipio. Y no sólo eso, también fue la más integradora ya que, por primera vez, la comitiva incluía un carruaje del Ayuntamiento especialmente habilitado para personas con discapacidad.
Fecha: 09 de Enero de 2017

Así un nutrido grupo de niños y niñas con discapacidad intelectual o sensorial, acompañados por algunos de sus progenitores y por personal del Ayuntamiento pudieron disfrutar de este majestuoso desfile en calidad de protagonistas y no como meros espectadores.

Esta iniciativa forma parte del proceso de integración de este colectivo en todas las actividades que organiza el Consistorio y que se inició disponiendo espacios reservados para estas personas en diversos espectáculos e iniciativas programados con motivo de las pasadas fiestas patronales en honor a la Virgen del Rosario.

Estos pequeños, junto con la carroza en la que se sentaron las reinas, reyes, damas y caballeros de las fiestas, formaban parte del cortejo real de Melchor, Gaspar y Baltasar. Los tres cerraron un desfile en el que una decena de asociaciones y colectivos locales pusieron su granito de arena con otros tantos remolques ornamentados para la ocasión con motivos más o menos navideños pero siempre atractivos para niños y adultos. De todos ellos se distinguió por su vistosidad y originalidad a La casita de Playmobil de Papá Noel, una carroza realizada por el AMPA del CEIP Cristo de la Salud, en la que se reconoció la labor creativa desarrollada por personas no profesionales en la decoración de este tipo de plataformas.

Entre las novedades destacó también la presencia de los bomberos, que se pasearon por las calles de Valdemoro con uno de sus vehículos convenientemente ornamentado para la ocasión, contribuyendo así a que los más pequeños se familiaricen con este servicio. 

La representación del Auto de los Reyes Magos y la posterior recepción real pusieron el broche a la Cabalgata y marcaron el inicio de una noche que siempre es mágica.

 

Cabalgata de Reyes 2016