Más de 609.000 euros de ahorro con el Plan Dpura para regar con agua reciclada

Valdemoro contará con una red de riego para sus zonas verdes con toma exclusiva de agua reciclada que le permitirá ahorrar más de 609.000 euros anuales y contribuir a la sostenibilidad medioambiental gracias a la preservación de los recursos hídricos, ya que dejará de emplearse para esta finalidad el líquido elemento procedente de la red de distribución de potable o de corrientes subterráneas.
Fecha: 27 de Enero de 2016

Esta iniciativa del Canal de Isabell II forma parte del Plan Madrid Dpura -el plan director del Gobierno regional para el suministro de agua reutilizable con destino a las zonas verdes de parques y jardines- y supondrá una inversión de más de 6,9 millones de euros, de los que 5.134.248,60 se emplearán en la creación de infraestructuras en Valdemoro y 1.831.436,49 euros, en Ciempozuelos.
Las obras, que fueron adjudicadas a Aldesa Construcciones, S.A., tienen un plazo de ejecución de 24 meses, se iniciaron en noviembre pasado y concluirán a finales de 2017.
Durante este periodo se creará un complejo engranaje de conducciones que partirá de la estación depuradora de Sotogutiérrez y llegará a la práctica totalidad de los espacios ajardinados del municipio, previo paso por los depósitos de almacenamiento de Ciempozuelos (1.500 m3) y Valdemoro (2.800 m3).
A finales del año pasado, habilitaron los accesos a la parcela donde se instalará el depósito de Valdemoro. Los árboles afectados se trasplantaron en la zona del Majuelo Norte.
En breve se llevará a cabo la instalación de tuberías en El Restón, en el entorno de las calles Tebas, Esquilo y Píndaro y hasta finales de 2017 habrá obras de distinta envergadura por los diferentes barrios y en el entorno de casi todas las áreas verdes públicas de Valdemoro, incluidas las de los nuevos desarrollos urbanos.

EL AHORRO EN CIFRAS
El ahorro derivado del riego con agua depurada no solo se traduce en metros cúbicos de agua potable sino también en euros ya que las tarifas de la reciclada son más económicas que las de la tratada para el consumo humano.
Actualmente el Ayuntamiento gasta 720.000 euros en los 222.000 metros cúbicos de agua que se emplean en el riego de zonas verdes. Con el precio que tiene el agua reutilizada este coste se situaría en 111.000 euros, lo que supone un descenso del gasto de 609.000 euros anuales.
Además, en determinadas zonas verdes se está sustituyendo el césped por otro tipo de plantación que precisa menos humedad para su mantenimiento y se está estudiando el estado de la red de riego para mejorar su eficiencia y racionalizar el consumo.
El Plan Dpura se complementa con las intervenciones que el Ayuntamiento está efectuando en las fuentes públicas con el fin de reducir el uso de agua con fines ornamentales.