La Junta de Portavoces determinará los términos de la acusación ante la Audiencia Nacional

La sesión del último pleno del año, de carácter ordinario, se celebró por la tarde y en su primer punto se aprobó por unanimidad la retirada del nombre de Francisco Granados del callejero de Valdemoro, devolviendo el de Núñez de Balboa a la calle que hasta ahora llevaba el del ex alcalde y ex consejero de la Comunidad de Madrid imputado en la causa que contra la corrupción instruye la Audiencia Nacional. Previamente se votó la enmienda del PSOE, que fue rechazada, para que se otorgara esta calle al último alcalde republicano del municipio, Fernando Móstoles.
Fecha: 30 de Diciembre de 2014

Iniciada la parte de control, se dio cuenta a la Corporación de los nombres de los concejales que formarán parte de la Mesa de Contratación del Ayuntamiento así como de los que compondrán la Comisión de Investigación.

Al ser sesión ordinaria se trataron cinco mociones presentadas por los grupos de la oposición. La primera de ellas la presentada por UPYD relativa a que se informara a los grupos de la existencia o no de tarjetas de crédito a nombre del Ayuntamiento de Valdemoro, los gastos efectuados con ellas, y la publicación de los efectuados en los últimos 8 años. La respaldaron todos los grupos a excepción del de gobierno que la rechazó a la vez que expresó que en estos momentos no había ninguna tarjeta asignada, porque el actual alcalde la ha rechazado y que los gastos ocasionados han sido debidamente contabilizadas y están a disposición de los concejales y de los vecinos como documentos públicos que son.

La segunda de las mociones, presentada por el TUD, se aprobó por unanimidad y trató de que la Junta de Portavoces se constituya en comité que determine los términos de la acusación a interponer en la causa que se sigue en la Audiencia Nacional en relación a la denominada "operación púnica". La tercera y cuarta mociones se presentaron por el grupo de Izquierda Unida y ambas fueron rechazadas con los votos del grupo del PP y los afirmativos del resto de partidos. La primera pretendía la cancelación del actual contrato de explotación del Cementerio y Tanatorio Municipal de Valdemoro, incluido el proyecto para la construcción de un crematorio, mientras que la segunda proponía que el Pleno aprobara la celebración de los plenos ordinarios en horario de tarde. La última de las mociones, presentada por el PSOE y relativa a solicitar al Ministerio de Fomento el rescate de la Autopista de peaje R-4 y su liberación para el tráfico sin peaje, resultó rechazada con los votos del PP, el voto a favor del PSOE y la abstención del resto de grupos que componen la Corporación Municipal.

Tras los ruegos y preguntas, se aprobó una moción de urgencia por la que se comunicaba al Pleno de la Corporación la renuncia al acta de concejal de la representante del TUD, Irene Tovar Lerena, que abandona el Ayuntamiento por motivos personales relativos a su vida laboral. Todos los grupos tuvieron palabras de agradecimiento para esta edil,  a la vez que destacaron su trabajo y entrega en favor del Ayuntamiento y de los vecinos de Valdemoro.  Al ser ordinario se abrió un turno en le que los vecinos pudieron preguntar al gobierno sobre los más diversos temas de su interés.

Para el primer teniente de alcalde, Manuel Salguero, "con la retirada del nombre de Francisco Granados a una de las calles del municipio respondemos a una demanda ciudadana que han recogido los partidos de la Oposición y que debido a la alarma social generada, nosotros hemos apoyado. En el Pleno celebrado ayer también se dio cuenta a la Corporación de los nombres de los concejales que formarán parte de la Mesa de Contratación del Ayuntamiento así como de los que compondrán la Comisión de Investigación. Además, la representante del Proyecto TUD, Irene Tovar, presentó su renuncia como concejala tras la cual todos los grupos políticos agradecimos su trabajo y entrega a favor de la institución y de los vecinos de Valdemoro".

Ficheros disponibles