Valdemoro rinde homenaje a Miguel Ángel Blanco y a todas las víctimas del terrorismo

Ediles de todos los partidos políticos del Consistorio, representantes de la Policía Local y del Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada, así como vecinos y representantes de asociaciones y colectivos de Valdemoro han participado hoy en el acto institucional de homenaje a Miguel Ángel Blanco, concejal de Ermua asesinado por la banda terrorista ETA hace hoy 20 años, y a todas las víctimas del terrorismo.
Fecha: 12 de Julio de 2017

Tras visitar el ‘Mural de la Paz', en el que trabajan desde hace tres años los niños y niñas que participan en los talleres de verano de ‘La Morada' y que también han asistido al acto, los portavoces de los grupos políticos del Consistorio han puesto voz a un manifiesto institucional en el que se han recordado los dramáticos acontecimientos ocurridos entre el 10 y el 13 de julio de 1997, que conmocionaron a todo el país y que fue el punto de partida para que los españoles mostrasen  "una unidad y una firmeza democrática inéditas hasta entonces sin ceder en ningún momento al chantaje de los asesinos".

El manifiesto recalca que los 20 años transcurridos y la memoria viva de la figura de Miguel Ángel Blanco "se ha convertido en el mejor ejemplo de cómo debemos defender la convivencia libre, plural y pacífica de todos los españoles". En el texto se ha recordado que esta conmemoración, en la que han participado asociaciones y colectivos ciudadanos, "no es un acto político, ni siquiera reivindicativo; es un acto por la memoria y por la Paz en mayúsculas, que debe servirnos para permanecer unidos, para no olvidar y para ser capaces como sociedad de explicarles a nuestros hijos lo que pasó y que sepan que es posible, que se puede y se debe luchar contra la barbarie y ganar"

En el texto se apela también al llamado "Espíritu de Ermua" que supuso "el principio del fin de la violencia impuesta por ETA". También se apela a la necesidad de erradicar la violencia ya que en una sociedad democrática "no es asumible que nadie imponga sus ideas usando el terror como arma y no las palabras".

Las alusiones a Miguel Ángel Blanco han servido para recordar que su figura  "permanecerá siempre en la conciencia y en el corazón de la sociedad como un referente y un símbolo de la libertad, la solidaridad, y la defensa de los principios democráticos" y se ha puesto el acento en la importancia de que "continuemos unidos contra los totalitarismos, la intolerancia y el fanatismo; que avancemos juntos en la defensa de las libertades, la convivencia y la democracia".

La unidad del Consistorio a la hora de "reafirmar la importancia de una memoria colectiva que nos haga más libres y más capaces de resistir las adversidades como una sociedad, un país y un mundo de los que podamos sentirnos orgullosos", ha sido otra de las máximas recogidas en este manifiesto.

El acto se ha cerrado con una ofrenda floral junto al monolito que recuerda al concejal de Ermua, en cuya memoria y la de todas las víctimas del terrorismo se han guardado tres minutos de silencio, solo acompañado por las notas de ‘el cant dels ocells' , de Pau Casal.

Ficheros disponibles