Noticias

Volver a la página índice
mié, 23 sep 2020 11:36:00
El Ayuntamiento de Valdemoro acatará la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que obliga a iniciar el expediente de resolución del proyecto de construcción de un crematorio junto al cementerio municipal. Así se lo transmitió el alcalde, Sergio Parra, a una representación de los vecinos del barrio de La Estación, contrarios a su construcción alegando motivos de salud, en una reunión celebrada ayer.

Durante la misma, se les informó de que los Servicios Técnicos estudiarán pormenorizadamente el proyecto para asegurarse de que cumple con todos los requisitos técnicos y medioambientales, antes de conceder los permisos para el inicio de las obras. Así el primer edil aseguró: "vamos a solicitar tantos informes como sean necesarios para garantizar la salud de los vecinos, con los que estaremos en contacto permanente a través de sus representantes para mantenerles informados".

El proyecto de esta infraestructura data de 2013, cuando el Ayuntamiento adjudicó la construcción y explotación del servicio de cementerio, tanatorio y crematorio a la empresa PRISAN-UTE. Un proyecto que incluía además la ampliación de nuevas plazas de enterramiento en la necrópolis municipal.

El anuncio provocó las protestas de los vecinos que se oponían al crematorio por estar próximo a sus viviendas y a varias infraestructuras educativas y deportivas.

Tres años después, el Ayuntamiento desestimó la solicitud de aprobación del proyecto por silencio administrativo, extremo que fue recurrido por la empresa. La justicia falló a su favor y de nuevo el Consistorio presentó recurso de apelación que ha sido resuelto por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid sin posibilidad de recurso, lo que obliga a la Administración local a "continuar con la tramitación de los expedientes correspondientes hasta dictar la resolución relativa a la aprobación, si procede, del proyecto de ejecución presentado y teniendo en cuenta que no será necesaria la correspondiente concesión de licencia".

En la reunión con los representantes vecinales para informarles de las intenciones del Ayuntamiento una vez hecha pública la sentencia, el alcalde les transmitió la imposibilidad de hacer frente a la cuantía económica que supondría para las arcas municipales la resolución y rescate de la concesión, que se elevaría a varios millones de euros más la indemnización por daños y perjuicios.