Saltar al contenido

Manuel Zarza Muñoz

Delegado de Salud, Diversidad Funcional y Mayores

Competencias en Salud, Diversidad Funcional y Mayores

Nació el 8 de septiembre de 1960. Natural de Madrid, reside en Valdemoro desde 2004. Está casado y tiene dos hijos. Con formación de Graduado Escolar, desde 1986 trabaja en la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE), donde empezó como ordenanza y posteriormente aprobó unas oposiciones de especialista informático. A finales de 1989 pasa a ocupar un cargo de confianza con un equipo de más de 30 personas. 
También, desde 1988, ha desarrollado una extensa labor sindical siempre bajo las siglas de UTO-UGT, que le ha llevado a ser miembro del comité de empresa y delegado de Prevención durante los últimos tres años.
En 2013 se acercó a la política y entró en el PSOE a cuya ejecutiva local perteneció hasta su disolución.
La naturaleza y el cine son sus principales aficiones.

El contenido web seleccionado ya no existe.
$htmlUtil.escape($Titulo.getData())
La madrileña Luisa Fernández-Miranda y Parra acaba de hacerse con el primer premio del XXIV Certamen de Cartas de Amor ‘Los mayores también amamos' que convoca anualmente el Centro Municipal de Mayores de Valdemoro y cuyo fallo acaba de darse a conocer. En esta edición se han presentado 83 misivas procedentes de 22 provincias españolas. Madrid con 23 misivas, seguida de Valencia (10), Barcelona (6), Ciudad Real (5) y Cádiz, Sevilla y Valladolid (4), han sido las mejor representadas.

$htmlUtil.escape($Titulo.getData())
Nueve años después de su puesta en marcha, el programa Mujer activa, que nació para iniciar en el ejercicio físico a la población femenina de 30 a 65 años, mantiene su esencia y se ha afianzado como una propuesta sólida a través de la que varios centenares de valdemoreñas se han planteado la práctica deportiva como un hábito saludable para mantenerse en forma.

$htmlUtil.escape($Titulo.getData())
En el Hospital Universitario Infanta Elena ha tenido lugar esta mañana la entrega de diferentes muñecos elaborados en los talleres de terapia y animación de cinco residencias de mayores del municipio. Entre las piezas artesanales destinadas a los bebés y a los peques ingresados en las diferentes áreas del centro hospitalario, figuraban almohadas de apego especiales para neonatos, búhos, muñecas, risueños monstruos de llamativos colores o muñecos de nieve, confeccionados todos ellos con materiales textiles suaves al tacto y de atractivos diseños.