DE INTERÉS PARA TU SALUD

Volver a la página índice

Cómo prevenir los efectos del calor sobre la salud

Evitar salir a la calle y permanecer en un lugar refrigerado en las horas en que los termómetros marcan mayor temperatura, cubrirse la cabeza, beber agua con frecuendia, conocer los síntomas del golpe de calor y prestar especial atención a quienes estén tomando algún medicamento son las principales recomendaciones para prevenir los efectos del calor sobre la salud. En caso de gravedad llame al 112.
Fecha: 18 de Junio de 2019

BOLETÍN ACTUALIZADO DE OLAS DE CALOR DE LA COMUNIDAD DE MADRID

 

PROTÉJASE DEL CALOR

  • Evite salir a la calle en las horas más calurosas del día.
  • No haga demasiados esfuerzos cuando esté haciendo mucho calor.
  • Si tiene que salir, permanezca a la sombra, a ser posible.
  • Cúbrase la cabeza con un sombrero o gorra y utilice ropa ligera de colores claros.
  • Cierre las persianas y eche los toldos de las fachadas expuestas al sol.
  • Nunca deje a nadie, sobre todo menores y personas ancianas, en un vehículo expuesto al sol en verano.


REFRÉSQUESE INTERNA Y EXTERNAMENTE

  • Beba agua con frecuencia aunque no sienta sed (mínimo 2 litros al día).
  • Evite el exceso de alcohol, las bebidas con mucha cafeína y las comidas copiosas y calientes.
  • Aumente el consumo de frutas de verano y verduras (gazpachos ligeros y ensaladas frías) para recargar el organismo de sales minerales.
  • Permanezca durante el mayor tiempo posible dentro de su casa en la sala más fresca.
  • Si en su domicilio no hay un sitio fresco o con aire acondicionado, acérquese a un centro refrigerado cercano al menos durante algunas horas.

PIDA AYUDA E INFORMACIÓN

  • En caso de que esté tomando algún medicamento o si nota síntomas no habituales o que le hagan preocuparse, consulte a su médico o enfermera en su centro de salud.
  • Si se nota indispuesto por el calor, pida ayuda a un familiar o a alguien del vecindario. Si no tiene a nadie cercano, llame al 112.
  • Infórmese del estado de salud de las personas del vecindario que viven solas y ayúdeles poniéndolas en contacto con el centro de salud.


CÓMO RECONOCER UN GOLPE DE CALOR

  • Temperatura corporal hasta de 40ºC.
  • Piel caliente, enrojecida y seca (sin sudor).
  • Dolores de cabeza, náuseas, somnolencia y sed intensa.
  • Confusión, convulsiones y pérdida de conciencia.
  • Una persona que sufre un golpe de calor, se encuentra en un situación grave y requiere ayuda inmediatamente.
  • Llame cuanto antes al 112 o a la asistencia sociosanitaria más cercana.
  • Mantenga a la persona tumbada.
  • Refresque rápidamente el cuerpo con toallas húmedas o abanicos.


Y RECUERDE...

  • El riesgo más grave es el golpe de calor pero existen situaciones de agotamiento por calor y/o aparición de calambres que requieren también de cuidados de rehidratación.
  • En estos casos es necesario cesar toda actividad, beber líquidos y refrescar el cuerpo.
  • Si los síntomas se agravan, consulte con su centro de salud o llame al 112.