Condiciones para la apertura de piscinas comunitarias en la fase 2

Fecha: 19 de Mayo de 2020

El Área de Salud del Ayuntamiento de Valdemoro informa a los titulares de las piscinas comunitarias que la apertura de estas no estará permitida hasta que la Comunidad de Madrid no se encuentre en la fase 2 de la desescalada.

En este sentido, el Ministerio de Sanidad ha publicado en el Boletín Oficial del Estado la Orden SND/414/2020 de 16 de mayo, en la que en el capítulo X "se establecen las condiciones para la apertura al público de las piscinas recreativas, previéndose las medidas necesarias para conseguir que tanto las instalaciones como el agua del vaso estén libres de microorganismos patógenos y de sustancias que puedan afectar negativamente la salud del usuario".
Entre otras cuestiones, el aforo máximo permitido será del treinta por ciento de la capacidad de la instalación, siempre que sea posible respetar la distancia de seguridad entre usuarios de dos metros.
Además, con carácter previo a su apertura se deberá llevar a cabo la limpieza y desinfección de las instalaciones, se procederá a la limpieza y desinfección diaria de la instalación y aquellas superficies en contacto frecuente con las manos de los usuarios, como pomos de las puertas de los vestuarios o barandillas, se limpiarán y desinfectarán al menos tres veces al día. No se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua.
En todo momento deberán disponer de jabón y geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad.
Se tendrá que recordar a los usuarios por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía las normas de higiene y prevención, con especial hincapié en la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19.

De forma complementaria a esta orden, el Ministerio de Sanidad ha editado unas recomendaciones para la apertura de la actividad en las piscinas tras la crisis del COVID-19. En este documento, tras un preámbulo con información acerca del virus SARS-CoV-2 en relación con las piscinas, se especifican con detalle las actuaciones que es preciso llevar a cabo antes de abrirlas y las medidas preventivas que hay que adoptar una vez que estén operativas.

Las conclusiones de este documento son:

1.- Los riesgos asociados al COVID-19 están relacionados con la interacción entre personas que acuden a las piscinas. Las medidas más eficaces para evitar la transmisión del virus son el distanciamiento social y el refuerzo de la higiene de manos y respiratoria.

2. La limpieza y desinfección diaria de superficies y zonas comunes es fundamental para evitar la propagación del virus.

3.- Para eliminar el virus hay que mantener correctamente el tratamiento y niveles de desinfectante residual en el agua de los vasos y duchas.

4º. Para prevenir la transmisión del virus los usuarios y los trabajadores deben cumplir las medidas de distancia social, cumplir las normas de higiene y aplicar los criterios técnicos de mantenimiento, limpieza y desinfección.

DIRECTRICES DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE SALUD PÚBLICA PARA EL MANTENIMIENTO DE INSTALACIONES CON PISCINAS CUBIERTAS, TEMPORALMENTE CERRADAS DURANTE LA SITUACIÓN DE ALERTA POR COVID-19