Garantizada la continuidad de los servicios de la ciudad

La propuesta de un nuevo contrato de recogida de residuos sólidos urbanos y la gestión directa de la limpieza viaria y el mantenimiento de zonas verdes no consigue el respaldo del Pleno del pasado 31 de enero. Los servicios se prestarán de forma temporal los próximos meses por un decreto emitido por la Alcaldía hasta alcanzar una solución.
Fecha: 01 de Febrero de 2019

La recogida de residuos sólidos urbanos (RSU), la limpieza viaria y el mantenimiento de zonas verdes están garantizados por un decreto de Alcaldía que da continuidad a la prestación de estos servicios, tras la decisión aprobada en la sesión del 27 de septiembre de 2018 de no renovar por 10 años más el contrato que el Ayuntamiento firmó hace una década con la UTE FCC y Seralia SA. Dicho documento finalizó el 29 de enero y el Equipo de Gobierno propuso como alternativa un nuevo contrato de recogida de basuras con una duración de cuatro años, sin prórroga, y un coste anual de 4,39 millones de euros, y la gestión directa de la limpieza viaria y el mantenimiento de zonas verdes, lo que suponía el regreso al Ayuntamiento del personal que fue externalizado. Ambas opciones fueron rechazadas en el Pleno ordinario del 31 de enero.

El alcalde, Serafín Faraldos, y el portavoz del ejecutivo, Santiago Fernández, adelantaron en la rueda de prensa previa al Pleno las alternativas al que calificaron como "macrocontrato nefasto para las arcas municipales y para la ciudadanía", que, para el primer edil, "supuso dejar por 10 años en manos de una empresa la recogida de los residuos, de la limpieza viaria y del mantenimiento de zonas verdes, áreas infantiles y caninas y de las fuentes ornamentales, así como de la reposición del pavimento, del mobiliario urbano, del Punto Limpio y del Centro de Protección Animal". Todo ello -añadió- "sin prever el crecimiento de la población en cerca de 25.000 habitantes ni del desarrollo de nuevos barrios. Una situación a la que se sumaba la insuficiente dotación económica del contrato que, además se redujo un 20% en 2012, con el consiguiente deterioro en la calidad de los servicios que se prestan".

Por eso, en palabras del alcalde "el ejecutivo local se planteó un cambio radical en la gestión de estos servicios con la finalidad de recuperar lo público y asegurar la calidad de los mismos". En este sentido, Faraldos señaló que los trámites se iniciaron "hace siete meses para poder articular alternativas" que no consiguieron el respaldo del Pleno de enero, motivo por el que los servicios se prestarán vía decreto de forma temporal los próximos meses hasta alcanzar una solución.