$htmlUtil.escape($Titulo.getData())
La Oficina de Objetos Perdidos de Valdemoro gestionó 21 expedientes, uno por cada efecto que sus propietarios extraviaron desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo. Aunque las entregas se realizan habitualmente por una tercera persona en el Centro de Emergencias de la avenida de España o por los propios agentes, en este tiempo la mayoría de los objetos perdidos -carteras con documentación, gafas y llaves –fueron olvidados por sus propietarios en los autobuses urbanos e interurbanos de la empresa Aisa.

En el momento en que estas pertenencias llegan a la Policía, se registran en una base de datos con su correspondiente descripción y el nombre de la persona que lo ha entregado.
Para devolverlas a sus propietarios, lo primero es comprobar si se puede identificar a este y en caso de que sea así se le comunica oportunamente.
Si está empadronado en Valdemoro, se le hace entrega en el propio domicilio y si lo está fuera de la localidad se remite a la Policía del municipio de referencia para que sean ellos quienes lo gestionen.
Cuando el objeto en cuestión es una tarjeta sanitaria o bancaria se envía a la entidad expendedora de la misma porque es la que dispone de la filiación completa.
Los objetos y efectos sin propietario conocido, quedan depositados en las dependencias policiales, esperando que alguien los reclame. En ese caso, la entrega se efectúa tras verificar que la persona que lo reclama es su legítima propietaria.
Si se desconoce el nombre y apellidos del dueño, se quedan depositados en la sede de la Policía Local a la espera de su posible reclamación. Cuando esta se produce, es imprescindible para su entrega que se haga una descripción precisa y detallada para verificar la pertenencia.
Transcurrido un tiempo, los objetos que no pueden ser devueltos a sus propietarios se trasladan a Jefatura para su almacenamiento y archivo y posterior destrucción. También se procede del mismo modo si, una vez comunicado a su propietario que existe un objeto que le pertenece y está custodiado por la Policía, transcurren tres días sin que se haya presentado a retirarlo.