Se aprueba definitivamente el Reglamento de Honores de la Policía Local

El Pleno del Ayuntamiento aprobó definitivamente en la sesión ordinaria del 20 de diciembre el Reglamento de Distinciones de la Policía Local, tras incorporar al texto que se había aprobado de forma inicial en junio pasado, varias modificaciones propuestas por los grupos municipales, ya que se han tenido en cuenta, total o parcialmente, 18 de las 22 alegaciones presentadas. La novedad más destacable es que será el Pleno quien tenga la competencia para el otorgamiento de las medallas y méritos y no, como estaba previsto en el primer documento, una Comisión de Distinciones Policiales.
Fecha: 08 de Enero de 2019

Así mismo y de forma excepcional, se podrán conceder algunos de los reconocimientos que prevé el reglamento a personas ajenas a la plantilla policial por colaboraciones con esta y actos meritorios.

La norma, que regula el proceso de concesión de honores a los miembros de este cuerpo de seguridad, determina además la creación de un libro de registro de distinciones honoríficas en el que se recopilarán los nombres y circunstancias de quienes resulten favorecidos con uno de estos reconocimientos, así como una Comisión de Distinciones Policiales

Se han desestimado, por el contrario, todas las alegaciones que hacían referencia a unir las condecoraciones a algún tipo de asignación económica aunque sí sumarán puntos que se tendrán en cuenta en las convocatorias para cubrir plazas de mandos por promoción interna.

Por lo demás, el texto no ha experimentado otros cambios respecto al aprobado inicialmente, de forma que la más alta condecoración será la Placa de la Policía Local, en su modalidad de oro y plata, con la que se rinde tributo a quienes hayan prestado servicios que impliquen riesgo para la vida o pongan de manifiesto una solidaridad o profesionalidad extraordinarias.

La medalla al mérito policial premiará la dedicación profesional o las trayectorias caracterizadas por la entrega al servicio. También se otorgará por el cumplimiento de los 20 y 30 años en activo, en sus modalidades de plata y oro, respectivamente, mientras que la placa de jubilación será la que cerrará la vida activa de los agentes.