Publicador de contenidos

Volver a la página índice
« Atrás

Cómo cuidar tu salud mental durante el periodo de confinamiento

jue, 26 mar 2020 12:30:00
$htmlUtil.escape($Titulo.getData())
Aceptar que quedarse en casa es lo correcto, dosificar la información, mantener rutinas diarias de higiene, trabajo, ejercicio, alimentación…, contactar con familiares y amistades, recordar en momentos de bajón anímico que esta situación es temporal y evitar conflictos con los demás son las claves del decálogo para cuidar la salud mental durante el periodo de confinamiento que ha elaborado la psicóloga del Ayuntamiento de Valdemoro, Cristina Agudo.

Las recomendaciones contenidas en este documento que tienen como propósito ayudar a la ciudadanía a mantener un buen estado de salud mental ante las circunstancias excepcionales que se están afrontando desde que se decretó el estado de alarma son las siguientes:

COMPRENDE LA REALIDAD Y HAZ LO CORRECTO

  • La realidad es la que es y por ello es imprescindible colaborar permaneciendo en casa, es lo más correcto. Con el confinamiento nos protegemos a nosotros mismo y también a los demás.

INFÓRMATE ADECUADAMENTE

  • Dosifica la información. Hay que buscar la información oficial y necesaria pero evitar la sobreinformación, que puede ser muy nociva y provocar sensaciones de desasosiego absolutamente contraproducentes.
  • Cuida el consumo de redes sociales. Circulan numerosas noticias falsas e informaciones inútiles que afianzan el temor y generan intranquilidad.
  • Informa de manera responsable a los menores con datos adaptados a su edad.

PLANIFICA LA NUEVA SITUACIÓN

La vida ha cambiado sustancialmente. Adopta una rutina diaria que incluya:

  • Cuida tu aspecto físico. Aunque no te vaya a ver nadie, aséate, vístete y péinate como lo haces habitualmente.
  • Haz ejercicio en casa. Te mantendrá en forma, aumentará las sustancias estimulantes del cuerpo que te hacen sentir bien, mejorará tu sistema inmune y reducirá los síntomas de ansiedad y estrés.
  • Sigue una dieta saludable.
  • Mantén una higiene del sueño. Establece unos horarios, trata de busca actividades relajantes antes de ir a dormir.

MANTÉN LOS CONTACTOS

  • Mantente conectado con familiares, amistades y especialmente con tus mayores.
  • Utiliza las videollamadas cuando sea posible. Conversar sobre cómo estamos afrontando la situación nos ayudará, aunque hay que evitar en lo posible alimentar miedos e inquietudes.

APROVECHA EL MOMENTO

  • Aprovecha esta situación, que será temporal, para hacer cosas y disfrutar de momentos que el ritmo y organización de vida actual te impide. Puede ser un tiempo perfecto para desarrollar la creatividad en solitario o en compañía, para cocinar, hacer pequeños arreglos, organizar armarios, o escribir…

 

CUIDA ESPECIALMENTE TU ESTADO DE ÁNIMO, LO QUE DICES Y CÓMO LO DICES

  • Cuida tus pensamientos y emociones de manera que puedas responder adecuadamente a momentos en los que el ánimo falla y la sensación de incertidumbre y desasosiego surge.
  • Acepta que a veces te encontrarás mal, es normal sentir agobio, miedo, tristeza o preocupación; recuerda que esta situación es temporal.

SÉ COMPRENSIVO

  • Cuando se produce una situación de estrés sostenido como la actual, es más fácil que se produzcan conflictos. Para hacer más llevadero este periodo hay que tener en cuenta a los demás y poner en práctica la capacidad de comprensión y ser conscientes de que todo el mundo lo está pasando mal por lo que no se debe añadir más sufrimiento con nuestra intolerancia e irritabilidad.