Saltar al contenido

Cinthia Mateos Castellanos

Segunda Teniente de Alcalde y Delegada de Urbanismo, Obras y Servicios y Vivienda

Competencias en Urbanismo, Servicios de la ciudad y Vivienda

Nació el 8 de octubre de 1981. Vive en Valdemoro desde que nació. Cursó hasta 2° de Bachillerato de Ciencias Sociales en Valdemoro y Técnico Superior en Comercio y Marketing en Aranjuez. Es auxiliar administrativo en una empresa que se trasladó de Valdemoro a la localidad de Seseña. Fue concejala por IU también en la anterior legislatura.

El contenido web seleccionado ya no existe.
$htmlUtil.escape($Titulo.getData())
Valdemoro cuenta por primera vez con un estand propio (7C12, pabellón 7) en Fitur (Feria Internacional de Turismo), que se celebra del 23 al 27 de enero en el recinto ferial Ifema, aunque había acudido en anteriores ediciones en el espacio dedicado a la Comunidad de Madrid. El patrimonio, la Feria Barroca, las rutas naturales y la gastronomía serán los cuatro pilares de la presencia valdemoreña en este gran evento, en el que estarán las bolilleras, el cronista local Rafael de las Peñas y los deportistas de élite Jesús España y Vanesa Ortega.

$htmlUtil.escape($Titulo.getData())
Los ganadores del II Concurso de belenes reciclados han recibido esta mañana las tarjetas regalo de 500, 300 y 150 euros en la Biblioteca Municipal Ana María Matute. Los nacimientos presentado por Julián Caballero (199), Cristina Salmerón (187) y Yolanda González (153) fueron los que obtuvieron más votos entre los 15 mejores de los 41 que se presentaron a concurso en esta edición.

$htmlUtil.escape($Titulo.getData())
El Pleno del Ayuntamiento aprobó definitivamente en la sesión extraordinaria celebrada ayer la modificación de 9 de las 28 ordenanzas fiscales actualmente vigentes en el municipio. Entre ellas la ordenanza fiscal que regula el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para la que el Gobierno ha propuesto una rebaja del tipo impositivo desde el 0,579% actual hasta el 0,558%, que pasará a estar efectivo desde este primero de enero. El propósito del Ejecutivo es minimizar la subida que ha supuesto la actualización estatal del valor catastral de los inmuebles que se repercute en diez años desde 2012.