El Ayuntamiento afianza la colaboración con la comunidad ortodoxa rumana

El alcalde, David Conde, y el párroco de la iglesia ortodoxa rumana, Dorín Sas, firmaron el domingo 16 de junio el documento por el que se formaliza la cesión de una sede a este colectivo, situada en la calle Marte, desde la que puedan continuar desarrollando, además de las celebraciones religiosas, iniciativas solidarias o de promoción cultural, así como colaboraciones con otras entidades locales y con actividades municipales.

 

Valdemoro, 17 de junio de 2024

La parroquia ortodoxa rumana Santos Mártires está implantada en Valdemoro desde hace 15 años y es un referente para la población rumana, búlgara, ucraniana, moldava, griega y rusa, tanto residentes en la localidad como en municipios del entorno. Aunque desde 2011 tiene su centro neurálgico en la calle Marte, 76, ahora se ha suscrito un documento mediante el cual el Ayuntamiento le cede el uso de este inmueble de más de 230 metros por un periodo de 25 años para la realización de sus actividades a cambio de que se responsabilice de su conservación y mantenimiento y del pago de suministros.

Este local no es exclusivamente un lugar para el culto ortodoxo y la ayuda a personas o colectivos con dificultades. A través de la asociación sociocultural Armonía, también se promociona el arte, la cultura, la música y las tradiciones rumanas. De hecho, los festivales folclóricos con motivo del Día Nacional de Rumanía son ya citas habituales en el calendario de eventos locales, que permiten a vecinos y vecinas acercarse a la riqueza cultural de este país centroeuropeo. Imprescindible es también la presencia del colectivo rumano en distintas ferias y fiestas locales con el propósito de compartir su gastronomía, bailes…

La iglesia ortodoxa rumana ha estrechado lazos, en su más de una década en Valdemoro, con colectivos como la asociación coral Villa de Valdemoro, el Centro Social Vicente Ferrer o Cruz Roja, entidad que periódicamente instala una unidad móvil de donación de sangre a las puertas del templo.

Para el alcalde, David Conde, "hemos querido dar respuesta a las necesidades de la población ortodoxa, muy arraigada en nuestro municipio, donde residen 3.063 rumanos. Valdemoro siempre se ha caracterizado por ser un espacio de acogida de personas de distintas procedencias, primero de nuestro país y actualmente de otras nacionalidades, que han permitido diversificar y enriquecer nuestra sociedad con sus aportaciones de todo tipo. En esta línea, queremos que quienes nos han elegido para construir una vida lejos de sus lugares de origen, tengan un lugar donde expresarse desde el punto de vista espiritual y compartir su cultura y tradiciones con quienes somos ahora sus vecinos y vecinas".