Saltar al contenido

El próximo 26 de junio arranca la programación cultural organizada por el Ayuntamiento de Valdemoro con el propósito de que los vecinos y vecinas de todas las edades puedan disfrutar también en verano y de forma gratuita de alternativas lúdicas y de ocio en torno a las artes escénicas y la música sin salir de la localidad y cumpliendo con la normativa y protocolos sanitarios y de higiene anticovid-19. Además, los clásicos vuelven a la iglesia parroquial Nuestra Señora de la Asunción.

Desde el 1 de julio al 31 de agosto la Policía Local tendrá operativo un año más el programa Vacaciones seguras, un servicio gratuito de custodia de llaves de domicilios y locales comerciales durante las ausencias estivales de sus propietarios, con el fin de atender las incidencias que se puedan producir en los mismos. Este año y por protocolo COVID-19 para acudir a tramitarlo al Centro de Emergencias hay que pedir cita por teléfono.

El 28 de junio abrirá sus puertas la piscina de verano del Polideportivo Municipal, que estará operativa hasta el 5 de septiembre. Como el año pasado, el límite de aforo estará en 400 personas -muy por debajo de la capacidad del recinto- con el fin de garantizar la seguridad sanitaria y la venta de entradas, a partir del 14 de junio, se realizará únicamente por internet, en www.giglon.com

El Lavadero muestra un aspecto exterior completamente nuevo, tras finalizar la restauración de puertas y verjas que ha llevado a cabo un monitor de la UPV desde el mes de noviembre pasado.

Un concierto, una conferencia y una mesa redonda son las tres propuestas con las que el 11 y 12 junio se presentará en sociedad el disco de música barroca, religiosa y oriental de Todos los Tonos y Ayres e Íliber Ensemble -copatrocinado por el Ayuntamiento de Valdemoro- con el que se homenajea la aportación de Diego de Pantoja a la sonoridad multicultural, con motivo del 450º aniversario de su nacimiento.